Ir al contenido

La historia de Iggy Pop: desde The Stooges hasta su carrera solista

Iggy Pop es uno de los artistas más influyentes a lo largo de la historia del rock, y especialmente del punk. Aquí repasamos la carrera de “la iguana”:

Para descargar el gráfico completo con la historia de Iggy Pop, click en la imagen:

La trayectoria de Iggy Pop ciertamente tiene sus altibajos, con trabajos que han sido muy relevantes para el rock, el punk y el hard rock y también discos que han resultado inconsistentes. “La Iguana” ha colaborado con varios artistas a lo largo de su historia, como James Williamson, Glen Matlock y Steve Jones (Sex Pistols), Green Day y Josh Homme de Queens of the Stone Age, entre otros.

Como hemos repasado en la historia de David Bowie, el “Duque Blanco” fue un amigo y colaborador clave de Iggy Pop.

Los comienzos de la historia: The Stooges

The Stooges fue una banda que surgió en Estados Unidos en el año 1967. La banda era liderada por el cantante James Newell Osterberg, (AKA Iggy Pop), Ron Asheton en la guitarra, Dave Alexander en el bajo y Scott Asheton como baterista. Su estilo fue definido como proto-punk y ayudó a sentar las bases para bandas como The Ramones, Sex Pistols y The Clash.

El disco debut de la banda, el homónimo The Stooges, salió a la venta en 1969. Para 1970 sacaron su segundo álbum, Fun House. Ninguno de los dos discos obtuvo gran reconocimiento de la crítica y fracasaron en atraer al público. Sin embargo, con el tiempo han ganado el status de álbumes de culto para los géneros del punk rock, el rock alternativo y el metal.

En 1971 la banda se separó por tensiones internas y el abuso de drogas. Fue al año siguiente que Iggy Pop comenzó a trabajar con el guitarrista James Williamson en nueva música, con la intensión de armar una nueva banda. Durante este año, 1972, fue que Iggy Pop conoció a David Bowie.

Ante la dificultad de encontrar una base rítmica adecuada para la nueva banda, Iggy Pop optó por conectarse nuevamente con sus ex compañeros de The Stooges, los hermanos Scott y Ron Asheton. Scott tomó el rol de baterista, y como el puesto de guitarrista ya estaba cubierto por James Williamson, Ron Asheton cubrió el puesto de bajista.

Fue así como la banda en 1973, bajo el cambio de nombre a Iggy & The Stooges, grabaron el influyente Raw Power. El disco contiene el clásico track Search and Destroy y fue mezclado en pocas horas por David Bowie. El disco ha sido reeditado con nuevas mezclas hechas por Iggy Pop y ha surgido debate sobre cuál suena mejor, si las versiones de Bowie o las posteriores. Con este disco que Iggy Pop influyó en bandas como Nirvana.

Al poco tiempo, en 1974, la banda nuevamente se disolvió. La espiral de abuso de drogas de Iggy Pop había alcanzado un punto culminante y el rol de Ron Asheton como bajista no le era de agrado. De la extensa gira de 1974 para promover Raw Power fue que salió el disco en vivo Metallic K.O., que fue editado en 1976.

Post The Stooges: La carrera de Iggy Pop solista

Tras su disco Station to Station (1976), David Bowie se llevó a Iggy Pop a Berlín en búsqueda de alejarse ambos de los malos hábitos de consumo de sustancias. Fue durante esos años que Bowie grabó su famosa trilogía de Berlin (Low y Heroes de 1977, Lodger de 1979). Además de esto, Bowie colaboró y produjo los dos primeros discos solistas de Iggy Pop.

El debut de Iggy Pop en solitario fue The Idiot, editado en 1977 y considerado por muchos uno de sus mejores álbumes. Ese mismo año, su segundo disco, Lust for Life, fue su primer verdadero éxito comercial, con canciones como la homónima y The Passenger.

A fines de 1977 también se editó Kill City, una colaboración que el guitarrista James Williamson había grabado con Iggy Pop en 1975, luego de la separación de Iggy & The Stooges.

En 1978 se editó el disco en vivo T.V. Eye Live, que tiene la característica de tener a David Bowie como músico invitado.

En 1979 se edita New Values, que fue bien recibido por la crítica y está bien ponderado dentro de la discografía de Iggy Pop. Su siguiente disco, Soldier (1980), fue grabado en colaboración con el ex bajista de Sex Pistols, Glen Matlock.

Los 80s: Iggy Pop lucha por permanecer relevante

Party salió a la venta en 1981, con escasa recepción dentro de la crítica y el público. El año siguiente, en 1982, Zombie Birdhouse fue lanzado, corriendo una suerte similar a la de su antecesor: poco impacto y no demasiadas ventas.

Para 1986 Iggy Pop decidió volver a colaborar con David Bowie en lo que es uno de sus discos más reconocidos: Blah-Blah-Blah. La placa contiene los tracks Cry for Love y el emblemático cover de Johnny O’Keefe, Real Wild Child.

Cerró la década de los ochentas con Instinct (1988), que contiene el reconocido track Cold Metal. Se lo reconoce como un buen disco de Iggy Pop, que en colaboración con el guitarrista de Sex Pistols Steve Jones logró un álbum orientado al hard rock y el heavy metal, lo que significó un distanciamiento del sonido pop de Blah-Blah-Blah.

Iggy Pop en los 90s: retorno a la popularidad

En 1990 Iggy Pop editó su reconocido álbum Brick by Brick. De este disco se destacan el clásico hit Candy, que cuenta con la voz invitada de la cantante de B-52’s, Kate Pierson. Además el trabajo logró reconocimiento ante el público y la crítica, con tracks como Home y Living on the Edge of the Night.

Para 1993 Iggy Pop retornó con un trabajo nuevamente orientado al hard rock: American Caesar. Tracks como Wild America mostraban un sonido más abrasivo que en esfuerzos anteriores, mientras que la balada Beside You corroboraba que Iggy Pop era aún capaz de producir buenas baladas.

En 1995 sale el disco perdido de los Stooges, Open Up and Bleed.

En 1996 Iggy Pop edita su trabajo Naughty Little Doggie, que es un buen disco pero no logró el éxito obtenido por los dos álbumes precedentes.

En 1999 salió a la venta Avenue B, el álbum más flojo de Iggy Pop en la década de los noventas.

Era 2000: Iggy Pop continúa, pero con menos éxito

Beat ‘em Up salió a la venta en 2001, sin llamar la atención demasiado al público. Dos años más tarde, en 2003, Iggy Pop apostó a colaborar con bandas como Green Day, Sum 41 y sus ex compañeros de The Stooges, entre otros, para el disco Skull Ring. Este tampoco dio buenos frutos.

El resto de la década estuvo signado por desaciertos, tales como el disco de retorno de la formación original de The Stooges, The Weirdness, editado en 2007 y pésimamente recibido por la crítica y el público.

En 2009 Iggy Pop editó su disco de inspiración jazzera Preliminaires, que por más que no sea bien ponderado entre su discografía, en lo personal me permito recomendarlo. Ese mismo año, el 9 de enero de 2009, falleció el guitarrista original de The Stooges, Ron Asheton.

En 2012 se editó Aprés, un disco con versiones de canciones en francés. El mismo no es considerado relevante dentro de la discografía de “La Iguana”.

En 2013 salió a la venta otro retorno, esta vez de Iggy & The Stooges, es decir, con James Williamson en la guitarra: Ready To Die. Si bien no es considerado un gran disco, no fue tan menospreciado como el intento anterior de The Stooges, The Weirdness.

En 2016 Iggy Pop lanzó lo que muchos consideran su último gran álbum: Post Pop Depression. El mismo fue grabado en colaboración con Josh Homme y Dean Fertita de Queens of the Stone Age y con la contribución de Matt Helders, de Arctic Monkeys, en la batería. El disco fue un éxito, apalancado por singles como Gardenia y Break Into Your Heart.

Cabe comentar que el 10 de enero de 2016 falleció David Bowie, amigo y hombre clave en al trayectoria de Iggy Pop.

La gira de promoción de Post Pop Depression dejó a Iggy Pop agotado, lo cual es notable en su último disco hasta la fecha, Free, de 2019. Se trata de un disco breve, de corte intimista, con tracks que se basan en spoken word y soundscapes de guitarra. La placa fue grabada en colaboración con músico de jazz Leron Thomas y la guitarrista Sarah Lipstate.

Más contenido relacionado

La historia de David Bowie en una línea de tiempo

Las influencias de The Ramones