Pearl Jam: Sus mejores y peores álbumes según el Streaming (Infografía)

La importancia de Pearl Jam es innegable: llevan ya diez discos y esperamos el número once titulado Gigaton, que será lanzado este 27 de marzo de 2020. Pero, ¿qué relevancia tiene en la era del streaming una banda pionera del grunge de los noventas? Veamos el breakdown de datos.

A continuación encontramos una infografía sobre las reproducciones de toda la discografía de Pearl Jamsans Gigaton, obviamente-. Diez discos que en volumen de streaming de Spotify se ven así:

pearl jam discografia rank
Aparece lo que ya muchos opinan, que Ten (1991) es su mejor trabajo. Luego el top 5 se cierra con Vs. (1993) y Vitalogy (1994), su segundo y tercer disco respectivamente, que suelen estar dentro de ls favoritos de los fans históricos de la banda. Y sorpresa, sus últimos dos outputs discográficos Backspacer (2009) y el flojísimo Lightning Bolt (2013) calaron alto.

Ten es por lejos lo más relevante

Ten es un disco clave para el grunge y el rock alternativo de los noventas. Al día de hoy tracks clásicos como Alive, Jeremy, Evenflow y Black están en el top de canciones del género. Esos cuatro tracks son los principales responsables de mantener consolidada la trayectoria de Pearl Jam. Su vigencia es irrefutable. A tal punto, que en verdad la cantidad de streamings de Ten equivale al acumulado de casi todo el resto de su discografía. Estos son los mismos datos de antes, pero en una infografía comparativa distinta:

pearl jam spotify infographic

Es así: Ten es el gran disco de Pearl Jam.

Si bien álbumes como Vs. o Vitalogy son considerados contendientes para la puja por el mejor álbum de Pearl Jam, el legado de Ten es innegable. Estos dos discos mencionados son sólidos, con grandes canciones que entran dentro de las más reproducidas de Pearl Jam en Spotify: Daughter, Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town, Betterman, Spin the Black Circle.

Pearl Jam cambió su estrategia de cara a 2010

El hecho de que trabajos como Backspacer o Lightning Bolt estén tan alto en reproducciones se debe más que nada al impulso de los singles Just Breathe y Sirens respectivamente. Se trata de canciones menos rabiosas, con las que Pearl Jam logró ampliar su público no sólo a los históricos fans del género sino a audiencias que prefieren lo más radiable.

Usualmente, los que seguimos a la banda desde sus inicios no apreciamos mucho su último output. Sea por cierta repetición de ideas, o tal vez un cuidado y prolijidad en su sonido que no deseábamos. De todas formas, hay que decir que el cambio les ha rendido.

El hecho es que Pearl Jam supo salir del achatamiento de su era Binaural/Riot Act, que no son malos trabajos pero nadie los estima como los más trascendentes. A base de singles más amigables, Eddie Vedder y compañía disfrutaron de la reputación ganada.

Las injusticias: Yield y No code

Sorprende ver a Yield no entrar en el top 5 de reproducciones de la banda en Spotify. Evidentemente, los excelentes singles Do The Evolution, Given to Fly y Wishlist no han trascendido tanto entre el nuevo público. Y No Code siempre fue ese disco un tanto amado otro tanto odiado, que tiene clásicos en los setlist de la banda como Hail Hail o Present Tense… “pero” lo que sea.

Estos dos trabajos han quedado algo olvidados en la era de la música digital. No Code esperablemente, pues ni la crítica ni los medios lo han querido. Yield es más una sorpresa, pues muchos lo consideran entre los mejores trabajos de Pearl Jam, tiene singles potentes y buenas baladas.

En definitiva, Pearl Jam seguirán viviendo de Ten tranquilamente y que han logrado al menos a medias reactivar su relevancia en la producción actual. ¿Dónde se sentará Gigaton en este entramado?

Escuchá Pearl Jam en Spotify.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *