Cigarettes After Sex – Cry (2019): Reseña, review

cigarettes after sex cry 2019

  • Géneros: Dream Pop, Slowcore
  • Lanzamiento: 2019
  • Candidad de canciones: 9
  • Personal: Greg Gonzalez (voz, guitarra), Randall Miller (Bajo), Jacob Tomsky (Batería), Phillip Tubbs (Teclados).
  • Score: 6 (Simplemente OK).

**

Cry es el segundo trabajo de la banda norteamericana de dreampop y slowcore Cigarettes After Sex. El álbum continúa exactamente con la propuesta de su debút homónimo de 2017, pero con una mejor producción y ejecución desde lo musical.

Cry es un buen disco, aunque de carácter conservador y sin novedades. Lo que encontramos en esta placa no es experimentación ni riesgos, ni hay grandes instrumentaciones ni aventuras desde la composición. Aquí la banda no desafía a su audiencia, sino que le propone una mejora en la calidad sonora de su trabajo anterior. Eso es tan dichoso como criticable.

Esta colección de canciones es sin dudas disfrutable, de cadencia relajada y agradable. El opener Don’t let me go parece retomar la placa exactamente donde quedó el debut. Podemos destacar el excelente segundo track, Kiss it off me, que casi sin batería propone una dinámica levemente diferente. Otros puntos fuertes del álbum son el corte Heavenly, donde los teclados cobran un poco de protagonismo, el “uptempo” de Touch y la agradale melodía de Falling in love.

En contrapartida, una canción como Hentai es más de lo mismo: susurros, delay de guitarra, batería cuidada y tímida. Incluso la canción que da título al disco pasa de largo sin distinguirse si es del primer o segundo disco.

Entonces, uno no puede evitar preguntarse qué hubiera ocurrido si Cigarettes After Sex intentara correrse del libreto. Mediante algunos fills de batería o con algunas líneas melódicas en primer plano de teclado o piano, la banda hubiera capitalizado mejor esta segunda entrega sin perder en su propuesta sonora.

De todos modos, hay que admitirlo, Cigarettes After Sex es quizás una de las bandas mejor nombradas de la historia: su música es sugerente, sensual, de corte intimista e insinuante. Las líricas llevan una estética de diálogo confesional entre amantes, que mediante los susurros del cantante Greg Gonzalez obtienen en Cry una mejor nitidez (y por ende un mejor resultado), gracias a la mejora en la producción.

Quizás el álbum más sexy y menos arriesgado del año. Con Cry, la banda sigue siendo interesante pero su efectividad comienza a ser cuestionada. No por nada Pitchfork los ha valorado con un 4. ¿Tienen más ideas o sus recursos se agotan en susurros vocales, delays espaciales y downtempos? A quienes nos interesa el sonido de ensueño de Cigarettes After Sex, el disco nos deja expectantes a una tercera entrega en que la banda tendrá que probar qué más puede hacer.

Escuchá Cry de Cigarettes Acter Sex en Spotify

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *